Saltar al contenido

Manzana. La tradicional Fruta de Invierno

imagen de manzana verde. Fruta de invierno

Manzana una fruta de invierno

Las manzanas forman parte de la lista de frutas más reconocidas a nivel mundial. El nombre científico que recibe esta fruta es “Pyrus malus”. Sin embargo, en algunas regiones la manzana es conocida como “Pero”. Las propiedades benéficas de estas frutas pomáceas no tienen igual. Por ello, resulta útil adquirir conocimientos sobre esta famosa fruta con variedades interesantes.

¿Por qué la manzana es una fruta de invierno?

En comparación con otras épocas del año, el invierno posee una menor cantidad de frutas que lo caracterizan. Las manzanas están entre las distintivas frutas del invierno. Estas frutas, ocasionalmente denominadas peros, son propias de las épocas invernales. Eso se debe a que el manzano es cultivado y desarrollado en condiciones especiales adaptadas al invierno.

El árbol conocido como manzano produce frutos excelentes en climas fríos y es sensible a temperaturas altas. Además, la conservación de las manzanas también se maximiza con la ayuda de temperaturas bajas.

Adaptables a climas fríos

Las regiones que producen una mayor cantidad de manzanas de calidad poseen climas fríos. Eso se debe a que el manzano resiste perfectamente el frío que caracteriza los meses invernales. De hecho, este árbol prospera aún más ante la presencia de climas húmedos con temperaturas bajas. Por eso, la llegada del invierno no supone un inconveniente para los manzanos.

Al contrario, esta época es perfecta para recolectar o mejorar la cosecha de peros.

Intolerantes a altas temperaturas

El “pyrus malus”, el árbol del cual se recogen las manzanas, no tolera temperaturas elevadas. La producción de esta fruta puede disminuir de manera significativa si el cultivo alcanza una temperatura superior a los 32°C. Por ello, es comprensible que los peros sean considerados frutas provechosas del invierno.

Temperaturas bajas promueven la conservación del fruto

El fruto que se obtiene del manzano se puede conservar mejor con la ayuda de temperaturas bajas. Este es otro hecho que favorece la clasificación de los peros como fruta de verano. La persona que desee contribuir a la conservación de esta fruta debe asegurarse de mantenerla en un ambiente frío.

Características físicas de la manzana

Las manzanas pueden presentar colores diferentes que resultan atractivos al ojo humano. Dependiendo del color que presente el pero, su sabor varía de manera considerable. Por eso, es práctico conocer el color que distingue a cada clase de manzana y el sabor que esta tiene.

Además, existen otras características físicas en esta fruta que predominan e inciden en su calidad. Entre esas características distintivas está la textura y la densidad de estas hermosas y deliciosas frutas.

Color

En base a los colores que presentan las manzanas, es posible dividir los distintos tipos de esta fruta en 4 grupos. El primer grupo se conforma de las manzanas con un vivo color rojo, las más populares. El segundo grupo está compuesto por manzanas con un verde claro y brillante. Por otro lado, el grupo número 3 solo tiene manzanas amarillas.

El último grupo se compone de manzanas bicolores, es decir, que mezclan dos de los colores mencionados en los grupos anteriores.

Textura

Al comer una manzana, las personas pueden percibir una textura ligeramente harinosa en su pulpa. La piel de las manzanas se caracteriza por ser lisa y resalta por su brillante color. Además, estas frutas tienden a ser crujientes y carnosas. Los peros que se comercializan poseen un peso inferior a los 250 gramos.

Con frecuencia, estas famosas frutas poseen una forma ovoide. Sin embargo, existen peros con forma alargada que tienen diversas semillas en el interior.

Sabor

Una manzana puede ser realmente dulce o presentar un sabor mayormente ácido. La mezcla de sabores azucarados y acidulados que se puede obtener al comer un pero resulta deleitable e innegable. Por otra parte, el aroma de la fruta puede ser o no fuerte, dependiendo de la variedad a la que pertenezca.

Densidad

La pulpa de las manzanas puede llegar a ser blanda o dura. A pesar de ello, la pulpa siempre será jugosa y refrescante.

Propiedades benéficas de la manzana

Una manzana contiene una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes que intervienen en la conservación de la salud. Las propiedades benéficas que poseen los peros logran eliminar las sustancias tóxicas del organismo y proteger el sistema cardiovascular. Además, el consumo de esta fruta es recomendado a personas diabéticas por su efecto positivo.

De la misma manera, las manzanas contribuyen a la activación del cerebro y de las funciones intestinales.  

Eliminan las sustancias tóxicas del organismo

Las propiedades beneficiosas de las manzanas impulsan la estimulación de órganos vitales para el funcionamiento del organismo. Entre esos órganos que son estimulados con este fruto están el hígado y los riñones. Debido a ello, la eliminación de toxinas se maximiza mediante las funciones hepáticas y la producción de orina.

Por ese motivo, el cuerpo humano puede ser purificado mediante el consumo del fruto proveniente de los manzanos.

Favorece el movimiento de los intestinos

El consumo de esta fruta de invierno con su piel estimula el funcionamiento de los intestinos y combate el estreñimiento. Por el contrario, al pelar una manzana e ingerirla, la pectina es ideal para tratar de manera natural la diarrea. Además, los taninos pueden actuar para producir resultados antiinflamatorios.

Promueven la salud del sistema cardiovascular

El efecto regulador que se consigue sobre los niveles del colesterol incide en la salud cardiovascular. Gracias a los peros, las personas pueden cuidar su corazón y prevenir diversas enfermedades de carácter cardiovascular. Por esa razón, es comprensible que se recomiende la ingesta diaria de frutas como esta.

Activa neurotransmisores

Diversos estudios relacionados con los efectos de los peros en la salud han revelado sus beneficios para el cerebro. La producción de un neurotransmisor denominado “acetilcolina” es uno de los resultados de ingerir esta fruta de invierno. Por ello, las personas que ingieren manzanas continuamente pueden mejorar su memoria.

Regula la glucosa

La manzana favorece la estabilización de la glucosa. Eso se debe al alto contenido de fibra que posee esta fruta. Gracias a la fibra, la absorción de los carbohidratos se retarda. Este efecto beneficia especialmente a las personas que padecen de diabetes.

Fuentes y referencias.

https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/nutricion/2017/11/29/propiedades-nutricionales-manzana-146531.html

https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-75182010000300013

0/5 (0 Reviews)