Saltar al contenido

Nectarina una apetitosa Fruta de Verano

imagen de la fruta de verano la nectarina

Fruta de la Nectarina

La nectarina es una variación proveniente del árbol denominado científicamente como “prunus pérsica”. Este fruto también recibe el nombre de briñón o peladillo en otras partes del mundo. Las nectarinas son frutas de verano con características verdaderamente llamativas y distintivas. Por eso, es de provecho conocer a profundidad a esta fruta deliciosa y beneficiosa.

¿Por qué la nectarina es una fruta de verano?

La llegada de los meses de verano se relaciona con una numerosa variedad de frutas. Las nectarinas están dentro de la clasificación de frutas veraniegas. Esa categorización está basada en factores de carácter climático. Por ejemplo, los niveles excesivos de humedad inciden en la producción de frutos.

La luz proveniente del sol y las temperaturas también son importantes factores a tomar en consideración para cultivar briñones. Estas condiciones por las que se rige el cultivo de la “prunus persica” se cumplen durante las épocas veraniegas.

Adaptable a temperaturas altas

Los árboles en donde crecen las nectarinas pueden adaptarse a diversos climas. De hecho, la nectarina es un fruto que no requiere de frío para poder desarrollarse correctamente. Al contrario, esta fruta podría verse perjudicada por la presencia de heladas prolongadas.

Por eso, el verano es una etapa que influye positivamente en la maduración y el crecimiento de los frutos. Esta es una razón por la que el peladillo se asocia con las calurosas estaciones de verano.

Exige mucha luz solar

La presencia de luz solar es obligatoria para la “prunus persica” que produce la variación de nectarinas. Este factor influye de manera directa en la calidad que presentarán los frutos. El verano es una de las estaciones del año que se caracteriza por poseer días soleados. De esa manera, esta época beneficia la excelencia de los briñones.

Intolerante a humedad excesiva

El riego del árbol de nectarinas debe vigilarse con mucho cuidado para que la producción del fruto sea buena. La presencia de humedad ambiental excesiva puede influir en la presencia de enfermedades que perjudiquen a la planta. Por esa razón, es correcto afirmar que las lluvias constantes son nocivas para la producción de peladillos.

El verano no se caracteriza por traer consigo lluvias constantes que afecten negativamente las nectarinas. Por eso, es asertivo relacionar el briñón con la época veraniega.

Características físicas de la nectarina

La apariencia de las nectarinas hace que estas frutas se asemejen a los duraznos. Sin embargo, el briñón es una variación de la “prunus persica” con detalles singulares. Resulta necesario analizar las características físicas de esta fruta, eso incluye su color, su sabor y su textura. De esa forma, un mayor número de personas será capaz de reconocer a este valioso fruto.

Color

El atractivo color de esta fruta le permite llamar la atención de los individuos de forma positiva. El fruto conocido como briñón puede resaltar por su color que va desde el amarillo hasta el rojo brillante. Estas frutas destacan por sus características durante todo el año. Sin embargo, el verano es la estación que se relaciona automáticamente con esta vivaz fruta.

Por otro lado, la parte interna de esta fruta se caracteriza por ser amarilla o blanca.

Textura

La nectarina no tiene una piel vellosa o aterciopelada. Por el contrario, la piel de este fruto es lisa, brillante y puede comerse sin inconvenientes. Debido a eso, el consumo del peladillo en su estado natural está muy difundido.

Sabor

El nombre que recibe la nectarina se relaciona directamente con su delicioso e intenso sabor. El dulzor es dominante en un fruto como el briñón. Por esa razón, esta fruta de verano se emplea en la preparación de tartas, mermeladas, jaleas, pasteles y conservas.

Densidad

La carne interna del briñón es principalmente jugosa. Los peladillos poseen un tamaño reducido en comparación con otras frutas y presentan una forma redondeada.

Propiedades benéficas de la nectarina

La nectarina es un fruto especialmente beneficioso para el organismo del ser humano. Sus efectos provechosos guardan relación con la digestión, la vista, el sistema cardiovascular y el sistema nervioso. Del mismo modo, esta fruta ejerce influencia positiva sobre la presión arterial, el adelgazamiento y el sistema inmunológico.

Promueve el adelgazamiento

Las pocas calorías que se hallan en la nectarina y su alto nivel de fibra promueven la disminución del peso corporal. Las personas que desean perder peso deberían incluir a esta fruta de verano en su dieta diaria. El briñón disminuye el apetito y contribuye a que las personas logren adelgazar de manera progresiva.

Favorece la digestión

El efecto colerético que tiene la ingesta de peladillos estimula la digestión de toda clase de comidas. Por ese motivo, los individuos que comen nectarina pueden evitar diversos problemas digestivos. Además de ello, esta fruta de verano aporta mucha hidratación y resulta muy refrescante en los meses más calurosos.

Beneficia al sistema inmunológico

Los compuestos de los briñones impulsan el buen funcionamiento del sistema inmunológico. La fibra actúa como un prebiótico y protege a las células. Por eso, la prevención de enfermedades infecciosas constituye uno de los beneficios de consumir este fruto.

Aporta antioxidantes

Los antioxidantes que se hallan en la nectarina reducen la inflamación y el daño celular. Los perjudiciales radicales libres pueden ser neutralizados por los componentes de esta fruta. De esa manera, las personas pueden sentirse mejor y poseer una salud fuerte.

Fortalece los sistemas cardiovascular y nervioso

El potasio presente en la composición del briñón regula los latidos que lleva a cabo el corazón. Además de ello, esta fruta logra reducir el colesterol y reduce las probabilidades de que las personas sufran enfermedades cardíacas. Por otro lado, los minerales contenidos en el peladillo favorecen enormemente el funcionamiento natural y correcto del esencial sistema nervioso.

Proporciona salud ocular

La vitamina A es uno de los nutrientes presentes en las nectarinas que mejoran la visión. La luteína es otro de los componentes de esta fruta que incide en la disminución de la resequedad en los ojos y la ceguera nocturna. Diversos estudios demuestran que esos componentes logran otorgar cierto grado de prevención en contra de degeneración macular y cataratas.

La información que contiene este sitio no debe ser entendida EN NINGUN CASO, como información médica.

Incluso si usted cree que el contenido de esta web es médica, debe entender que no es así y en todo caso debe de ser utilizada como una información complementaria. Nunca principal.

Nunca la información obtenida por este medio debe interferir en una correcta relación entre usted y su médico.

Fuentes y referencias

https://es.wikipedia.org/wiki/Prunus_persica

0/5 (0 Reviews)